Zidane

Le asociáis algunas cosas a este equipo que se han visto con cuentagotas. Defensa adelantada, dominio de la segunda jugada, reparto de alturas, posesión de balón por el predominio de centrocampistas… todo eso se ha visto muy poco. Ya este año ha sido exagerado para mal, pero en general este Madrid situaba siempre a pocos jugadores por delante de balón, la defensa estaba bastante atrasada casi siempre, lejos de los delanteros, y el centro del campo muchas veces pecó de pesadez y poca amplitud posicional, llegando hasta el extremo de esta temporada en la que el rombo solía ejecutarse como una suerte de 8+2 en el que solo se descolgaban los laterales de ese bloque de 8 para avanzar casi exclusivamente en base al camio de orientación o al desmarque larguísimo de uno de los dos delanteros. Posicionamiento muy poco ambicioso y que repercutió para mal en el nivel de juego, en mi opinión, con el consecuente bajón en el número de ocasiones claras creadas por partido, y la reducción de la mayoría de estas al centro lateral. Otra cosa es que en los momentos de mejor juego (las 3 idas de la Champions 2017, Madrigal 2017 Cardiff, Calderón 2016, Sevilla en Bernabéu 2016, Dortmund 2016, etc.) sí se viera aquello que comentáis en tramos continuados de los partidos. Pero hablando del proyecto, esos signos han sido más bien una rareza que un axioma, y este año apenas se han visto, ni siquiera en Champions, pese a ganarla.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
Sí coincido en que en general el 4-3-3 repartía mejor los espacios y favorecía un mayor dominio de la segunda jugada, una mejor transición defensiva y una mayor capacidad de crear ocasiones al tener siempre a 3 jugadores mínimo por delante de balón. De hecho, la primera vuelta de Zidane como entrenador me parece más ilusionante que el resto de su etapa precisamente por eso, porque la BBC cuando jugaba ordenaba mucho los ataques y a partir de ahí y de su desequilibrio fue creciendo un equipo que cambió tras la lesión de Bale en Lisboa. Porque también es eso. También es que gual si Bale no se lesiona casi durante un año completo valoraría mejor el juego del Madrid de Zidane, porque hubiera podido crecer a partir de su primer sistema y quién sabe si meter a Isco por Case. Quién sabe.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
También este año el 4-4-2 abierto le dio mejores resultados que el rombo en general. Más jugadores a más alturas, pasando de un 8+2 a un 4-2-4 que facilitó mucho la creación de ocasiones y fue clave en la mejoría experimentada desde enero por los jugadores a nivel individual. Es que el rombo solo ha funcionado bien cuando el equipo ha ido con todo arriba y dejando muchos metros a la espalda de los centrales. Si no, el reparto posicional lastraba mucho. Creo que no vamos a ver mucho rombo la temporada que viene, o al menos no uno en el que se junten tantos jugadores por detrás de la línea de balón.