Ejercicios para potenciar el salto

La preparación física deportiva depende de las exigencias específicas de cada disciplina. Son muchos los deportes que requieren una condición física centrada en algunas técnicas como por ejemplo el salto vertical en deportes como el voleibol, el baloncesto o los porteros de fútbol. En estos deportes, uno de los objetivos principales del entrenamiento es potenciar la potencia en el salto para conseguir mejor el resultado de los jugadores durante los partidos.
Para mejorar la potencia en el salto vertical, hay ejercicios muy básicos que podemos realizar cómodamente en casa, además de otros ejercicios más específicos que requieren de material de entrenamiento más concreto o más espacio para realizarlos.

Lo que realmente provoca un salto potente es la velocidad de despegue del suelo, del cual es responsable la fuerza de los miembros inferiores, por lo que hay que trabajar la fuerza y potencia de este grupo de músculos.
Algunos ejercicios multisaltos que pueden ayudarnos a trabajar nuestra fuerza explosiva son:
Ayuda a fortalecer los músculos que ejecutan el salto vertical. Salta con ambos pies al mismo tiempo, en una superficie dura y con mucho espacio sobre la cabeza para la cuerda. Puedes hacerlo unos 15-20 minutos al día incrementando la velocidad del salto o saltando dos veces entre cada cuerda.
Una sentadilla bien hecha tiene que notarse en prácticamente todo los músculos de abdomen, espalda y piernas. Haz una sentadilla básica con los pies a la altura de la cadera, bajando doblando las rodillas y manteniendo espalda y cuello rectos. Después vuelve a la posición inicial y repite en varias series de diez sentadillas. Para incrementar el ejercicio puedes añadir pesas en las manos o añadir un salto al subir.
Las vallas pueden servir como obstáculos para el entrenamiento. Con un balón en la mano corre hacia la valla y salta impulsándote con los pies juntos y elevando el balón con las dos manos a la vez.

Otro punto al que no debemos dejar de prestar atención es el entrenamiento de los hombros. El balanceo de los brazos puede incrementar el salto vertical porque mejora la transferencia de potencia. Un buen rango de movimiento del ho0mbro hará tirar del resto del cuerpo para lograr un mayor impulso en el salto.
Como en cada entrenamiento deportivo, siempre estira al menos 5 minutos antes de hacer ejercicio. Además, la nutrición es extremadamente importante cuando se trata de mejorar el salto vertical. Necesitarás mucha proteína y carbohidratos para cargar tu energía antes de tu entrenamiento. Esto asegurará que tus músculos tengan tiempo para absorber y recuperarse de un entrenamiento.